6 trucos para viajar en avión con el bebé

6 trucos para viajar en avión con el bebé

Si acabas de dar a luz y tienes un viaje familiar o de negocios, aquí dejamos algunos tips que debes tener en cuenta para aligerar tu viaje y librarte de preocupaciones al viajar con un bebé.

  1. Llevar un bolso de mano con algo de comer, agua, pañales, algún juguete y algún abrigo por si el aire acondicionado es muy fuerte. Un bolso con estas cosas es perfecto si el vuelo se retrasa, se estará preparado para atender las necesidades del bebé.
  1. Se recomienda llevar al bebé en brazos o en una mochila canguro (delante o a la espalda), ya que será más cómodo, si la caminata hasta el avión es larga o toca esperar mucho para embarcar. El cochecito se puede facturar y tener un bulto menos del que ocuparse. En ese caso, meterla en una bolsa o envolverla con papel transparente (hay en los aeropuertos para las maletas) para evitar que se deteriore. Si se prefiere utilizar la silla hasta el último momento, es conveniente preguntar a la compañía si se puede subir al avión y si es así, se debe averiguar qué coste tiene.
  1. Si el bebé camina solo, es recomendable no perderlo de vista ni un segundo, es facilísimo que se pierda. Son aeropuertos son enormes con mucha gente.
  1. Dentro del avión, el bebé deberá ir en brazos sujeto con un cinturón auxiliar anclado junto al del adulto. Una ventaja es que hasta los dos años no ocupan asiento, por lo tanto, sólo pagan sólo un 10% de la tarifa y las tasas de aeropuerto. En los vuelos largos se aconseja pedir una cuna a la compañía aérea, estas disponen de modelos homologados para niños de hasta 11 kg de peso. Hay que tener en cuenta que no en todos los casos es un servicio gratuito. Por su parte, los baños del avión suelen incorporar cambiador.
  1. Se debe tener en cuenta los cambios de presión que se producen al despegar o aterrizar ya que pueden ser muy molestos para bebés. Se puede aliviar dando agua justo en momentos de lloro (o el pecho, si están todavía con lactancia materna). Como en los adultos, el movimiento que realizan al tragar evita que se les tapen los oídos.
  1. Respecto a la comida de los niños, se pueden subir alimentos infantiles al avión siempre y cuando el bebé haya de seguir una dieta específica (celíacos). En ese caso, deberán ir separado del equipaje de mano para que puedan revisarlo en los controles de seguridad y llevar algún tipo de comprobante que justifique tener que subirlos al avión.

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *