932 490 788

Aerolíneas low cost no son las que reciben más reclamaciones en España

Aerolíneas low cost no son las que reciben más reclamaciones en España

Según los datos ofrecidos por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), las compañías aéreas low cost o de bajo coste se encontraban por debajo de la media nacional en cuanto a reclamaciones recibidas por sus pasajeros en 2017. Esto es significativo, pues AESA en 2017 recibió la mayor cantidad de reclamos por retrasos duraderos (más de tres horas) y vuelos cancelados, una cifra cercana a los 17.000 afectados.

AESA asegura que este número se debe también al crecimiento del tráfico aéreo y a una mayor difusión de las leyes que velan por los pasajeros. Recordemos que estos reclamos llegan a AESA cuando la aerolínea aparentemente ignora la queja del usuario.

La muestra estadística comprende 40 aerolíneas que tienen en común el haber transportado el año pasado al menos a 1 millón de pasajeros. Sólo toma en cuenta las reclamaciones relativas a vuelos de origen español y los que llegan de otros países extracomunitarios a través de compañías de Europa.

En el podio de las aerolíneas con más reclamos se encuentra Norwegian Air Internacional, quienes recibieron 16 reclamos por cada 100.000 pasajeros. Le sucede Volotea, con 15 reclamos e Iberia con 12 reclamos por cada 100.000 pasajeros igualmente.

En contraste, las compañías low cost están por debajo de la media nacional, ubicándose en los puestos inferiores. Es el caso de Vueling, Ryanair, easyJet e Iberia Express, por ejemplo. Esto podría deberse a que este tipo de compañías suelen hacer vuelos de radio corto o medio, por lo que es poco probable que de producirse un retraso se superen las tres horas.

El jefe del Área de Inspección y Seguridad en Vuelo de la Aviación Civil, Pablo Hernández-Coronado, explicó que los pasajeros españoles probablemente estén más al tanto de AESA y eso incida en el incremento de las reclamaciones.

Asegura que los pasajeros extranjeros juegan con desventaja en este sentido, pues lo más probable es que no conozcan AESA. Sin embargo, sostiene que cuando entre la nueva normativa europea no habrá problema para ellos, pues las aerolíneas estarán obligadas a notificar a los pasajeros.

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *