Aerolíneas muestran cláusula de rescisión y se desentienden de las reclamaciones

Aerolíneas muestran cláusula de rescisión y se desentienden de las reclamaciones

Una gran cantidad de personas han conformado largas colas en los controles de seguridad del aeropuerto de El Prat, Barcelona, en donde han permanecido en las mesas de reclamaciones de Aena, empresa pública que gestiona aeropuertos y helipuertos de interés público en España.

Las aerolíneas se han distanciado de las reclamaciones debido a que algunas empresas, y seguros de viaje, incluyen una cláusula de rescisión en la cual no están obligados a realizar algún tipo de pago por retraso o cancelaciones de rutas aéreas en caso de huelgas. En este caso, existe un aval que les permite desligarse ante esas eventualidades.

Normalmente, ante estas situaciones, las aerolíneas son obligadas a cancelar altos costes, a tal de punto de cancelar una cifra entre 500 o 1.200 euros, lo que genera pérdidas inimaginables en las cuentas de bancos de las aerolíneas.

El motivo de esta circunstancia es una supuesta huelga de celo, momento de hacer más lento el proceso de trabajo interpretando el reglamento al detalle, por parte del cuerpo de trabajo que hace vida en el aeropuerto.

La empresa defensora de los derechos de los consumidores, Facua, invitó a sus usuarios a organizarse, planificar y anticiparse ante cualquier percance. “Vayan con suficiente tiempo de antelación, y si esperan algún retraso o algún percance, que hagan la pertinencia reclamación en los mostradores de Aena”, explicó la compañía sin fines de lucro por medio de un comunicado.

El comité de Aena convocó a nuevos paros y huelgas en los próximos meses, en lo que se espera que un desenlace similar en el cual están inmersos en este momento. En la mesa de control de Aena transita una media de 155.000 pasajeros al día, número de pasajeros que mantendrán su lucha por el cumplimiento de sus derechos como pasajeros.

 

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *