932 490 788

Asamblea de trabajadores de Eulen en el Prat se pronuncia sobre el laudo y llama a nueva huelga

Asamblea de trabajadores de Eulen en el Prat se pronuncia sobre el laudo y llama a nueva huelga

En el Centro de Promoción Económica del Ayuntamiento del aeropuerto de Prat, empleados de Eulen realizaron una asamblea de trabajadores este lunes, en donde el comité de miembros decidió ignorar la huelga convocada para el 8 de septiembre, a razón de que ya no hay motivo para realizarla a causa del laudo de obligatorio arbitraje promovido por el Gobierno para cesar el conflicto laboral que ha afectado al aeropuerto durante los últimos meses. Esta huelga de septiembre fue convocada para protestar por expedientes abiertos a trabajadores y dos despidos.

El laudo del árbitro Marcos Peña forzó a los trabajadores a renunciar a las huelgas y a la empresa a abolir las sanciones hacia los empleados. La sentencia propone un complemento de 200 euros por 12 mensualidades, que incluye cualquier otra bonificación de los trabajadores, de modo que los salarios (que pululan entre 900 y 1100 euros) se equipararían; en dos ocasiones del mes de agosto esta propuesta fue rechazada al no cumplir con las expectativas de la plantilla.

Curiosamente el comité de huelga se pronuncia en contra del laudo considerando que agravará las condiciones en que se comprometieron la Generalitat, la empresa y Aena. Por ello, en la asamblea de trabajadores se fijó fecha para una nueva huelga a partir del primer viernes del mes de octubre, con el objetivo de reclamar y conseguir cumplir todas las condiciones de laburo y los descansos que el mismo laudo establece, como bien sugiere Juan Carlos Giménez, el asesor del comité.

Sin motivos para la huelga de septiembre, dos decisiones importantes se tomaron en la asamblea: la primera es la valoración del laudo, pero la segunda es la convocatoria de otra huelga para exigir que se cumplan las sentencias del laudo más allá de la cuestión económica. Aun así, por paradójico que parezca, el Tribunal Supremo del comité de huelga afirma que la medida es “inconstitucional” e “ilegal”, al tratarse de una privación del derecho a huelga.

La tensión entre el Eulen y los trabajadores data del 24 de julio de este año. Los empleados hicieron paros esporádicos y huelgas ocultas que provocaron retraso en los controles, algunos llegando a las dos horas. Cuando se convocó a una huelga indefinida en agosto, el Gobierno dio órdenes a la Guardia Civil para garantizar que los servicios imprescindibles se ejercieran; designó además el árbitro para un laudo, buscando acabar con las huelgas.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *