El desamparo de los pasajeros vs. las compañías aéreas

El desamparo de los pasajeros vs. las compañías aéreas

Llega el verano y la época de viajes. Coger un vuelo comprado con antelación supone un miedo por los temidos overbookings, huelgas, cancelaciones o retrasos ante los que el pasajero no sabe cómo oponerse.

Ante la cercanía de las vacaciones y los vuelos comprados con antelación nace la incertidumbre a perder una conexión, un control de seguridad, el tamaño de los equipajes, etc. En ocasiones parece que las líneas aéreas en las que el interesado se deja normalmente una considerable cuantía económica, nos estuvieran haciendo un favor frente a las low cost y tuviéramos que pedir permiso para entrar en su vuelo a pesar de todo.

Según las estadísticas en España hay un millón y medio de pasajeros al año afectados por incidencias realizadas por las compañías aéreas y unos 2,5 millones de maletas con problemas. A pesar de esto, sólo una pequeña parte de ellos reclama sus derechos, debido a que un 95%, desconoce la legislación que les protege.

Algunos datos alarmantes sobre overbooking

En abril de este año el director ejecutivo de United Airlines tuvo que pedir perdón públicamente después de echar a un pasajero del avión por overbooking. El suceso fue tal que el vídeo se convirtió en viral y dio la vuelta a todo el mundo.   El overbooking es una práctica comercial legal que está permitida dentro de la UE, y se produce debido a que puede haber pasajeros que no se presentan al embarque o anulan sus vuelos en el último momento y para las compañías, no es rentable enviar un asiento vacío.

Sin embargo, las compañías aéreas tienen la obligación de explicar la asistencia y las indemnizaciones a los pasajeros damnificados en estos casos. De todas formas hay que tener en cuenta que existen dos tipos de ofrecerle al pasajero un cambio por overbooking:

Voluntario: la compañía debe reembolsar el billete, ofrecer transporte alternativo, y otros beneficios como cheques o bonos de viajes, dinero en metálico, asiento en business. Con esta acción se impide reclamar más adelante, por esto es mejor dejar todo por escrito.

Involuntario: la compañía aérea debe reembolsar el billete, ofrecer transporte alternativo y compensación económica. Cuando el transporte alternativo ofrecido implica llegar a destino con más de 3 horas de retraso el pasajero además tiene derecho a indemnización.

Esta regla se aplica a todas las compañías. Lo habitual es pensar que reclamar no sirve para nada pero desde Reclama y Vuela insistimos que lo importante que es ponerse en manos de profesionales.

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *