La aerolínea irlandesa Ryanair cancelará más de 2000 vuelos para “mejorar la puntualidad”

La aerolínea irlandesa Ryanair cancelará más de 2000 vuelos para “mejorar la puntualidad”

Los pasajeros de Ryanair han despertado con un increíble dolor de cabeza al ser informados que la aerolínea suspendió entre 40 y 50 viajes diarios excusando problemas de puntualidad. Hasta los momentos, la situación se extenderá hasta el final del mes de octubre. En respuesta a la decisión, los usuarios de la aerolínea se pronunciaron y reafirmaron su enojo a través de las redes sociales. Al mismo tiempo, recibieron una respuesta inmediata por parte de la compañía en el cual denota su hospitalidad e informa que se pondrá en contacto con los afectados para el reembolso del coste del viaje y, para limar asperezas, ofrecerles rutas alternativas.

Si el vuelo del pasajero está enmarcado entre ese 2% que la compañía canceló, existe la posibilidad de reclamar. Según comunicó la aerolínea, a través de las redes sociales, los pasajeros recibirán un correo electrónico para confirmar la cancelación de su viaje. En este sentido, la aerolínea está obligada a cumplir con una serie de requisitos plasmados en el reglamento europeo que regula los derechos de los pasajeros en relación al transporte aéreo.

El artículo 5 menciona las normas a seguir en torno a la cancelación de vuelos. En primer lugar, aboga por los derechos a compensación por parte del pasajero si la aerolínea no cumple con una serie de requisitos; entre ellos, que la aerolínea comunique con antelación la cancelación del vuelo. De no existir un cumplimiento de la norma, la compensación oscila, en función a la distancia del vuelo, entre 250 o 600 euros.

Según explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los pasajeros tienen el derecho de reclamar si la compañía ignora e infringe la ley. En este sentido, se recomienda dirigir el caso a la Agencia Española de Seguridad Aérea, este es el ente público encargado del cumplimiento del reglamento.

El reglamento comunitario establece que las aerolíneas pueden esgrimir sus motivos de cancelación o retraso de algunos vuelos si se presentase casos extraordinarios, como por ejemplo: fenómenos climatológicos, riesgos de seguridad, situaciones de inestabilidad política o huelga de trabajadores. Solo esto puede servir como excusa, pero los motivos que alega Ryanair no están dentro las razones lógicas para la cancelación de un vuelo.

 

 

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *