932 490 788

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dicta sentencia ante casos de wet lease

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dicta sentencia ante casos de wet lease

El contrato bajo régimen de wet lease, que consiste en el alquiler de nave, tripulación, seguro y mantenimiento de una empresa a otra, ha generado diversas confusiones en los reclamos a presentar durante incidentes aéreos. Es por esto que el TJUE se ha pronunciado al respecto, afirmando que quien debe pagar por las indemnizaciones de atraso y cancelación de vuelos es la empresa que solicitó el servicio y no quien lo presta.

Reclamo

Esta resolución parte de la sentencia del Tribunal ante el caso de las compañías aéreas TUIFly y Thomson Airways, que recibieron una demanda de parte de Wolfgang Wirth y otros pasajeros de un vuelo que salía de Hamburgo, Alemania hacia Cancún, México y que presentó un fuerte retraso.

Wirth y sus compañeros de vuelo solicitaron a Thomson Airways, la compañía que prestó el servicio de vuelo, que se les indemnizara por el perjuicio según los lineamientos acerca de los derechos de pasajeros que contempla el Reglamento Europeo. Sin embargo, esta se negó a asumir los costes debido a que, según las leyes, el transportista al frente del vuelo no era Thomson Airways sino el arrendatario, TUIFly.

Arriendo de servicios

La empresa arrendó un avión con su tripulación a la aerolínea Thomson Airways bajo un contrato denominado ACMI, por sus siglas en inglés Aircraft Crew Maintenance and Insurance, que consiste en la provisión del avión, tripulación completa con salarios básicos, costes de mantenimiento y seguros tanto de daños del vehículo como de terceros. La oferta del vuelo, así como la confirmación de reserva aparecen a nombre de TUIFly, por lo tanto, deben asumir la responsabilidad operativa del viaje.

Sentencia

El Tribunal Regional de lo Civil y Penal de Hamburgo, el Landgericht Hamburg, solicitó al Tribunal la definición exacta de “transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo” para poder resolver el caso y efectuar los reclamos. La respuesta del Tribunal de Justicia fue que “debe considerarse que el transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo es la compañía aérea que decide realizar un vuelo preciso fijando su itinerario y, de ese modo, crear una oferta de transporte aéreo para los interesados”, lo que señala que es quien ofrece el servicio y arrienda el avión el responsable de que el vuelo se cumpla y, en caso de presentar problemas, costear los gastos.

Esto indica que una empresa que no asume la responsabilidad operativa del vuelo y sólo arrienda el vehículo y sus empleados bajo un régimen de wet lease no puede ser considerada la transportista aérea encargada de efectuar el vuelo, por lo que carece de importancia ante un reclamo que la reserva refleje que el viaje será operado por la misma.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *