Turistas británicos son incitados a denunciar enfermedades

Turistas británicos son incitados a denunciar enfermedades

La mentira siempre acarrea sanciones muy graves y la condena es bastante rígida para los turistas que se atreven a realizar falsas denuncias por enfermedades. Bufetes de abogados están causando estragos en algunos países con el objetivo de obtener grandes cantidades de dinero, tras alentar a los turistas británicos a cometer un delito: mentir. Estas reclamaciones ilícitas también perjudican a todos los miembros de la Unión Europea como Portugal, Francia, y Grecia.

La información fue revelada a través de una encuesta realizada por la Asociación Británica de Viajes (ABTA), evaluación en la cual se analiza el número de turistas tentados, y alentados, a realizar la maniobra.

Según la encuesta de la asociación, uno de cada cinco turistas es tentado a mentir, pero 70% de los encuestados aseguró desconocer que estas acciones fraudulentas pudiesen tener como destino la prisión según las leyes británicas.

El sondeo, realizado a 2.029 adultos, arroja que 14% de los encuestados son contactados por vía telefónica por el bufete de abogados o por la empresa encargada de estimular esta clase de reclamaciones. Mientras que 7% recibe mensajes de texto, 7% un correo electrónico, 3% es contactado por redes sociales y 2% son persuadidos en persona, en pleno aeropuerto.

Las pruebas fehacientes de las consecuencias del delito están en la luz pública. Hace algunos meses, una pareja del noroeste de Inglaterra fue condenada a prisión por mentir que estaban bajo condiciones de salud poco favorables durante el período vacacional. Aunado a esto, también el reclamo de otra pareja fue declarado fraudulento por asegurar había sufrido gastroenteritis durante sus días de descanso en Turquía cuando no era así.

Más allá de la prisión, muchos turistas podrán ser vetados por un tiempo prolongado de algunos aeropuertos del mundo. Así que cuidado, viajeros, la reputación tras haber infringido la ley tiene consecuencias catastróficas, y más bajo las leyes del Reino Unido.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *