932 490 788

Verano de huelgas aéreas y la asistencia legal para reclamaciones

Verano de huelgas aéreas y la asistencia legal para reclamaciones

Está previsto que, solo en España, las diversas huelgas de controladores y tripulantes aéreos afecten a más de 300.000 viajeros este verano. Esto abre lugar para un número igual de grande de reclamaciones de indemnización y compensación por los perjuicios ocasionados, pero las cifras indican que la población española por diversas razones no es muy dada a reclamar.

Afortunadamente y de cara a la crisis han aparecido firmas especializadas en prestar estos servicios para que los pasajeros puedan defender su derecho como consumidores.

Huelgas en el aire

Los tripulantes de cabina españoles, italianos, belgas y portugueses de Ryanair convocaron una huelga debido a un reclamo relacionado a las legislaciones laborales. Así mismo, muchos empleados de distintas empresas como Iberia se han sumado a los paros por sobrecarga de trabajo y falta de personal.

Igualmente, son comunes los reclamos por los incumplimientos «sistemáticos» de los acuerdos que han ido pautando a lo largo de diversos diálogos sostenidos para solventar una situación, que la compañía debe hacerse responsable.

Reclamos sin realizar

Las huelgas no son consideradas por el reglamento europeo como una “circunstancia excepcional”, lo que quiere decir que las aerolíneas deben hacerse cargo de sus pasajeros e indemnizarlos por los perjuicios ocasionados. Sin embargo, aunque el 90% de los españoles se queja del servicio aéreo, sólo una cuarta parte hace el reclamo.

Según un estudio de El País, el 38,8% de los encuestados señala que no contaba con un asesor que le explicase sus derechos, el 36% aduce falta de ingresos para iniciar el pleito y el 34,1% admite desconocimiento sobre sus derechos como consumidor. Por último, el 30,5% explica que no lo hace por falta de tiempo y el 24,9% restante no lo hizo ante las dudas sobre si iba a ganar.

Nuevas firmas especializadas

El negocio de las reclamaciones se ha sofisticado con el tiempo y la necesidad de los clientes, lo que ha dado paso a diversos servicios para canalizar estos procedimientos, muchas de las cuales siguen la política “no win, no fee”, lo que se traduce a que cobran sólo cuando el cliente ha ganado la demanda.

Las compensaciones pueden girar entre los 200 y los 600 dólares además del coste invertido en gastos como cambio de itinerario, hospedaje, comida y bebida. Para estas reclamaciones los abogados sugieren guardar todos los recibos, reservas, tickets y facturas además de la tarjeta de embarque para poder solicitar su indemnización y ganar el caso.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *